Date de alta en la newsletter y te escribiré cuando esté aburrida o tenga algo interesante que contar. O las dos cosas. O si tengo insomnio. O si hay eventos. O si creo una lista nueva de spotify. O si encuentro la forma de salvar el mundo. O si no tengo a nadie con quien ir a un concierto. O si...

Zapisz Zapisz

luz.

Posted on 0 0

Voy esquivando la lista de propósitos como puedo y parezco empeñada en establecer mi zona de confort en el lado oscuro. Pero nunca me quedo a dormir ahí y ya estoy poniendo las luces de Navidad. Nuevos proyectos, unos cuantos vértigos y alguna que otra zancadilla. No soy mujer de podiums; demasiado altos para mí. No tengo prisa y vi a demasiada gente ahogarse con medallas. Un ‘gracias por participar’ ya me parece suficiente regalo.

Qué importante es la luz;
la nuestra y la de los demás.

Qué importante es cuidarla;
la nuestra y la de los demás.

¿les pasa?

Posted on 0 0

“¿Les pasa que, a veces, aunque todo esté bien, y el gato esté bien, y los padres estén bien, y los hermanos estén bien, y los primos y los tíos estén bien, y los hijos estén bien, y el trabajo esté bien, y los árboles del patio estén bien, y el jardín esté bien, y las macetas estén bien, y la comida esté bien y las ganas de cocinar estén bien, y los libros estén bien, y los poemas estén bien, y el sol que entra por las ventanas esté bien, y las plantas del balcón estén bien, y los pisos estén bien, y los amigos estén bien, y los bares estén bien, y el vino esté bien, y las calles y las cosas que hay en las calles estén bien, y los vecinos estén bien, y el barrio esté bien, y la ropa —prolijamente colgada en los placares— esté bien, y las cajas con fotos viejas —prolijamente guardadas en los placares— estén bien, y el mantel esté bien, y la mesa esté bien, y las cortinas estén bien, y el clima esté bien, y el auto recién lavado esté bien, y los recuerdos estén bien, y el cuerpo esté bien, y los óvulos y el esperma y el hígado y las glándulas y los isquiones y los fémures estén bien, y las canciones estén bien, y los viajes estén bien, y las paredes estén bien, y los cuadros estén bien, y las hornallas estén bien, y las ventanas estén bien, y el agua esté bien, y el pasado que nunca termina de pasar esté bien, y los pies estén bien, y las manos estén bien, y los ojos estén bien, y las sábanas estén bien, y el pan esté bien, y el desayuno esté bien, y la cena esté bien, y el amor y el dolor estén bien, y el perro esté bien, y todo esté bien, no les pasa que a veces descubren que tienen el corazón como un pedazo de carne atravesado por un anzuelo, la garganta llena de piedras, la vida pegajosa como lana húmeda, y se encuentran sin nada que querer, ni que decir, ni que esperar: sin nada? A mí me pasó. El otro día. Era jueves. Eran las cinco de la tarde”.

– Leila Guerriero –

    nos oirán reír.

    La gente con esa facilidad de culpabilizar hacia afuera y yo con esta horrible manía de hacerlo hacia adentro. Sentirse pequeñita es darle demasiada ventaja al invierno, y aun así, a veces, cuesta.

    Son sus reglas, sus listones y mis hostias. Nos obligaron a ser perfectas, como si ese fuese un sitio habitable. Como si respirar fuera posible con tantos títulos, metas y medidas. Pararemos y bailaremos. Nos oirán reír. Pronto. 💜

    Most popular posts
    nos oirán reír.

    La gente con esa facilidad de ...

    un poco más mía.

      Tengo una casa mágica. Tiene un ...

    03

    Posted on
    cuando no te lo esperas.

    Cuando no te lo esperas. Ese es el momento perfecto. #PrimeroDePoeta

    y si alguien te enamora, cuídalo.

    Vive, joder. Vive. Y si algo no ...