Date de alta en la newsletter y te escribiré cuando esté aburrida o tenga algo interesante que contar. O las dos cosas. O si tengo insomnio. O si hay eventos. O si creo una lista nueva de spotify. O si encuentro la forma de salvar el mundo. O si no tengo a nadie con quien ir a un concierto. O si...

Zapisz Zapisz

no sé cómo lo hago.

A veces tengo crisis existenciales que suelen coincidir con domingos por la tarde y acabar con botes de nocilla. Entonces recuerdo que quiero comer más sano, hacer más deporte y cuidar más el planeta. Todo esto lo digo tumbada en el sofá, viendo en la tele no sé ni qué y teniendo bastante claro que mañana no empezaré mi vida nueva. Que esta noche dormiré otra vez mal y mañana volveré a no madrugar. Que nadie vendrá a darme la manita para acompañarme a mejorar y que a partir de las 12 ya no se puede ir pisando fuerte. Pero nunca se sabe, y yo ya tengo los planes hechos. Quizá mañana madrugue y sea capaz de llevar a cabo toda mi lista de ‘quereres’. Yo, para empezar, me voy a meter en la cama como en la noche de reyes, como cada domingo, intrigada por si mi lunes viene con sorpresa. Porque oye, igual voy lenta y torpe, igual me paro en demasiados escaparates pero al final, no sé cómo lo hago, siempre acabo llegando.

1

No hay comentarios.

¿Qué quieres decir?

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *